Culturioseando

Otra manera de hablar de cultura

El Día de la ‘O’ en Briviesca

Hoy, como cada 18 de diciembre, celebramos en Briviesca el Día de la O. Una fiesta declarada de Interés Turístico Autonómico que sirve como inauguración de las activiadades de Navidad. Y os preguntaréis, ¿y qué es eso del Día de la O? Básicamente es una fiesta que se celebra desde hace más o menos dos siglos y en la que los niños briviescanos salen de procesión por las calles de la ciudad llevando una vela encendida y cantando la tonadilla de la ‘O’.

Tonadilla de la ‘O’
La O, la O,
Bendita sea la madre que te parió,
Que parió un niño de seda,
Con las barbas de canela
Y los pies de requesón.
¡Kyrie eleison! ¡Kyrie, eleison!

Tarantantán María
Tarantantán mujer
Que el Niño tiene un diente
Que se lo vi yo ayer.

La O, la O
Con una velilla
Se arrampla dos
Y con dos se arramplan cuatro
Y con cuatro se arramplan seis
Y con seis se arramplan ocho
Y con ocho, dieciséis,
Kyrie eleison, Kyrie eleison.

Tantarantán, María,
Tantarantán, mujer,
Que el niño tiene un diente
Y se le vi yo ayer.

La I, la I
En la calle Medina
Se vende Chacolí
Y el Niño tiene costumbre
De beberse media cumbre
Por la tarde un requesón
Kyrie eleison, Kyrie eleison.

Tarantantán María
Tarantantán mujer
Que el Niño tiene un diente
Que se lo vi yo ayer.

Una tradición cuyos protagonistas son los niños. Da igual que el ‘peque’ ande, que vaya en silla o que sea un bebé, todos llevan su vela. Yo, sin ir más lejos, tenía tres meses en mi primera ‘O’ y ahí estaba mi madre, conmigo en la silla y llevando mi vela.

Además, desde hace unos años hay hasta concurso de velas, en el que se premia la originalidad, y hay quien se toma muy en serio lo de llevar la más bonita. Y como colofón a una fría tarde de diciembre, !un rico chocolate cantetito!

Procesión de la 'O' en Briviesca. Inforural.com

Antecedentes
El origen de esta fiesta, que también se celebra en otras localidades, está relacionado con las antífonas de la O, es decir, con las siete antífonas que eran cantadas una tras otra en los siete días previos a la Fiesta del Nacimiento del Cristo. O Sapientia, O Adonai, O Radis, O Clavis David, O Oriens Seplendor, O Rex géntium y O Emmanuel se cantaban como manifestación del deseo de ver pronto el nacimiento del Salvador.

Esta fiesta se celebraba el 25 de marzo, Día de la Anunciación, pero como en muchas ocasiones coincidía con la Semana Santa, el X Concilio de Toledo decidió cambiarlo al Día de la Expectación, el 18 de diciembre, en el año 656.

Una niña briviescana canta la tonadilla de la 'O' mientras lleva su vela. Inforural.com

Si yo fuera vosotros ya estaría aquí para celebrarlo con nosotros…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 18 de diciembre de 2012 por en Curiosidades, De tradiciones y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: